Saludos Socialistas

El rincón del inconforme

domingo, 10 de julio de 2011

Amnistía e Izquierda

Comenta José Luís Uriz, militante con años de carnet y trabajo por el Partido Socialista, que deberíamos pedir una amnistía a Rubalcaba para todos lo compañeros que a lo largo de estos últimos años han sido expulsados con el apoyo de los sectores más oficialistas. Opino que sería una buena iniciativa, primero por puro pragmatismo. Prescindir de figuras con experiencia y de algunos de los cuadros mejor formados de nuestro partido que poco a poco nos hemos dejado por el camino, parece contraproducente y más ahora. ¿Ha optado Rubalcaba por girar a la izquierda? Hasta ahora, no demasiado, habría que esperar a la Conferencia Política en la que tratar; ¿cómo vamos a generar el empleo? Si le damos todo el peso del ICO o de un hipotético impuesto para la banca a iniciativas de tipo autónomo, ni mucho menos conseguiremos generar empleo a corto plazo. Un ejemplo de esto se ve en Guillermo Fernández Vara, cuando prometió 60.000 empleos, además de no contar con la crisis que apareció de golpe, no contó con que en Extremadura no contamos con cultura empresarial y nuestra salida natural de empleo está o en el campo (para lo que tendrían que funcionar bien las cooperativas) o en una industria manufacturera que a base de esperar iniciativa privada para sustentarlo, no acaba de llegar. ¿Nos gustaría que en cada pueblo autónomos montasen factorías con 100 empleos? Por supuesto. ¿Es esto posible? Yo díría complicado. ¿Cómo entonces se puede lanzar un programa de izquierdas? Comenzando por la base. Es cierto que esto de las bases ahora está muy en boga, pero no ha sido así hasta hace unos meses. El PSOE a nivel federal y en especial el extremeño debería insistir en la idea de comenzar a tomar el camino de la izquierda desde los ayuntamientos hacia arriba. ¿Cómo se consigue esto? En primer lugar tomando en consideración la idea de fomentar la iniciativa pública, que los ayuntamientos no concedan tan a la ligera la explotación de los servicios. ¿Alguien ha probado a crear empresas públicas con un gestor externo que garantice su buen funcionamiento? ¿Acaso puede un empresario dirigir una residencia de ancianos y no puede hacerlo un municipio? Por qué renunciamos a la capacidad de generar nuevos ingresos y ofrecer servicios de calidad. ¿Cómo conseguir los 60.000 empleos, que ahora serían 120.000? Lo más sencillo por lo tanto, será comenzar a sumar municipio a municipio. Esto ya se puede comenzar a llevar a cabo en cada pueblo o ciudad socialista de este país, aún nos quedan suficientes.

Así pues, comencemos con la amnistía y la izquierda. Amnistía para volver a recuperarnos de nuestra primera derrota que fue anterior a la de las elecciones, la de la purga a la que nos hemos visto sometidos. E izquierda para reescribir nuestro programa hacia la izquierda. Por esa izquierda va a pasar IU, va a pasar Izquierda Socialista, va a pasar el 15M, las plataformas antidesahucio, los intelectuales y los trabajadores en general. Tenemos el yunque, Fundación Ideas o Attac son ejemplos de ello, ahora nos hace falta el martillo con el que darle forma. Sinceramente, no me preocupa que sea Rubalcaba porque cada socialista de este país, militante, simpatizante, diputado, alcalde o concejal, puede ser su propio comandante en jefe para dejar claro en el día a día, que no somos iguales.

Pablo Iglesias Ordóñez