Saludos Socialistas

El rincón del inconforme

viernes, 1 de abril de 2011

OLLANTA HUMALA, EL ACOSO DE LOS MERCADOS

Sale la noticia, Ollanta Humala candidato a la presidencia de Perú alcanza el 23% de la intención de voto. Los mercados entran en acción, la bolsa cae y sus opositores, empezando por Toledo y la degeneración democrática que representa la señorita Fujimori comienzan a lucir las portadas de los periódicos que achacan al líder nacionalista peruano el descenso de los activos de la bolsa. La ciudadanía piensa; ¿Vendrá el cambio? ¿Cómo lucha David contra Goliath? ¿Crecemos macroeconómicamente, ¿se acabará esta fantasía si optamos por la izquierda? De nuevo compañeros, un ataque disimulado a la democracia. La economía acecha, los medios de comunicación se encargan del virus del miedo. ¿Qué conclusión se puede extraer? En primer lugar, podríamos hablar por supuesto de las vinculaciones que en un primer momento el candidato hizo a la política de Chávez, el ogro de la América Latina para la prensa internacional. Por lo tanto, los mercados viendo peligrar sus intereses, retiran su dinero, importa poco la quiebra de las empresas peruanas, los trabajadores que en una de estas estampidas puedan perder su trabajo, ¡qué más da mientras mis dólares estén a salvo! Pero esta cuadrilla de poderosos, no comprender, que cómo dice Vargas Llosa pero invirtiendo su intencionalidad, hay que dejar de buscar culpables y ponerse a buscar soluciones. Quizás y podéis acusarme de aventurarme en el cuestiones que no han sucedido, si la explotación de los recursos y las fuerzas de producción peruanas, latinoamericanas en general, se llevase a cabo dejando allí riqueza y no como una purga diaria que corroe las entrañas del continente hermano mediante una salida del "ORO QUE NO REGRESA" perpetua desde comienzos de la conquista, no sería necesario que existiesen actores que con todos los medios a su alcance traten de impedirlo. Es decir, si criticamos los posicionamientos radicales y buscamos el centro, deberíamos posicionarnos también en contra de la radicalidad de la explotación que siguen sufriendo estos países y buscar al menos, el centro de las demandas sociales. Ese sería un gran paso.

Yo, en cambio soy bastante pesimista y a sabiendas de que esta es una lucha perdida, que el lobo seguirá siendo un lobo para el hombre, que las transnacionales seguirán siendo un cáncer para la humanidad, me posiciono con Ollanta Humala y por supuesto me posiciono con Chávez, me posiciono con Cuba, me posiciono con Mújica y con todas las fuerzas, que con mayores y menores éxitos, han tratado y tratan al lobo con piel de cordero, como lo que es, un enemigo que se enorgullece de robarle el trigo al campesino, para luego venderle el Pan, al menos a los que pueden comprarlo. Que no todo se hace bien, por supuesto pero en ocasiones la realidad de las posibilidades políticas, siempre que se busque el tan necesario ambiente de paz y democracia, choca con las realidades y necesidades sociales, son 5 siglos de explotación para cambiarlo todo en 8 años. La izquierda es impaciente y debe serlo porque la vida se va y no vuelve.

Por supuesto, existirán detractores, existirán críticas y defensores de las medianías dialécticas; "no todo lo hacen bien...las formas...la falta de libertad...el autoritarismo..." Estamos de acuerdo, pero no perdáis de vista que en América Latina, en el Congo del Coltán, en los campos de China que ha destruído la última esencia del Comunismo, en los Burgers de Harlem y sus 3 dólares la hora, en los 57% de contratos temporales de la juventud española, en los despidos de trabajadores como los que se han visto en el sector bancario español actualmente pese a que los ingresos sigan siendo infinitamente superiores a las pérdidas y un largo etcétera, lo que se vive es una opresión constante que debemos llamar; gleba. Y compañeros, lectores y amigos, esta opresión sólo se combate en posicionamiento claro contra ella. Aquí no valen medias tintas, porque desde luego, ellos tienen muy claro su postura.

Pablo Iglesias Ordóñez