Saludos Socialistas

El rincón del inconforme

sábado, 12 de marzo de 2011

Hernán-Pérez. Socialismo y Desarrollo

Hernán-Pérez, es un pueblo pequeño, apenas pasamos los 500 habitantes, pero creo que es un pueblo cómodo. A mi me toca estar fuera, es la vida, opté por estudiar y con mayores y menores glorias ando en ello aunque con un futuro bastante negro con la que se avecina, todavía no hemos salido del túnel y tardaremos posiblemente. Pero y sin molestar a nadie, me gustaría recordar mi pueblo con unas palabras que creo no están de más. Veo fotos en facebook del grupo del pueblo, en el que entre todos hemos conseguido tener un álbum de recuerdos importante, mis recuerdos al respecto de muchas de ellas son escasos, nací en el 87 así que ya estaba la cosa de otra forma, con calles asfaltadas, casa de cultura, campo de futbol, biblioteca, etc. Infraestructuras llevadas a cabo para acabar con necesidades sociales y que al fin y al cabo fueron llegando poco a poco tras la democracia. Pero esas necesidades paisanos, no llegaron solas, fuisteis vosotros los que las conseguisteis, a base de pulso y confianza en personas apoyadas y representadas por el PSOE. Parece que cuando las siglas de un partido salen a escena, se busca algo. Por supuesto, es así. Que nadie se engañe, pero esto no tiene por qué suponer un problema. No se trata de clientelismos o de captar votos, a la izquierda tradicionalmente le cuesta mucho pedir el voto, pesa demasiado sobre nosotros la necesidad de ser diferentes de no buscar el lucro, sino de tratar de explicar a la gente que es importante colaborar entre todos para conseguir nuevas mejoras. Por eso, el primer agradecimiento que lanzo por tener el privilegio de ser de ese pequeño pueblo rodeado de olivares es a vosotros, al pueblo en general que ha optado por la izquierda durante más de 25 años, tanto a los votantes del PSOE, como a los votantes del PP que han ofrecido una actitud ejemplar pese a no conseguir sus objetivos y han optado por no crear climas de tensión. Al fin y al cabo cada cuatro años todos nos montamos en un barco y merece la pena remar en la misma dirección, los pequeños lo tenemos más complicado y sólo de esta forma se consigue ir tirando para adelante.

En segundo lugar, mis agradecimientos van para nuestros alcaldes; Sole, Ramón y Alfonso, que han logrado con su trabajo y vuestro apoyo salir adelante con el pueblo que poco a poco se transforma en un lugar de vida. Si a mi abuelo Benjamín o a mi tío Sixto les hubiesen dicho en el año 70 que en un futuro existiría en el pueblo una residencia de ancianos, un gimnasio, una guardería, incluso una biblioteca con más de mil volúmenes, nuestro propio pantano, o una matanza con miles de asistentes cada año, no darían crédito. Pero entre todos lo hemos conseguido a base de confianza y echarle ganas. Por eso, mi segundo agradecimiento va para ellos, los alcaldes y las corporaciones municipales que con gran compromiso han representado la confianza entregada por todos los hernanpereños.

Por último, quiero agradecer y no puedo menos, al Partido Socialista su modelo de desarrollo. Soy de izquierdas, no lo niego, lo digo además con comodidad porque ni siquiera contemplo el debate ideológico con la derecha, no es por dogmatismos ni por que yo posea una sabiduría extrema. Ni mucho menos. Simplemente, ser de Hernán-Pérez me lo impide. Conozco bien la bella tierra castellana y los estragos que se han producido en los pequeños pueblos, la derecha, muy respetable y su forma de ver la vida y la política no ha conseguido sino despoblar y aumentar la emigración hacia las capitales. Por supuesto, esto no está hecho a mala fe por el Partido Popular, simplemente ellos consideran que es mejor agrupar los servicios y la población en las grandes ciudades, es más rentable y posiblemente permita un crecimiento más rápido, pero condena a las personas a renunciar a su derecho de poder vivir con garantías donde residió su familia, donde están sus raíces. Por esto los pueblos castellanos se mueren día a día, mientras que los pueblos extremeños poco a poco y con dificultades por supuesto, van saliendo adelante. Muchas veces he hablado de esto, y son pocas, porque al fin y al cabo todo lo que tenemos hoy en día se debe a eso, a que pese a que le pusimos ganas, se nos apoyó desde arriba y se dotó al pueblo de los recursos necesarios para no tener que volver a emigrar. El PSOE Extremadura por lo tanto, firmó un modelo de desarrollo basado en un pacto político entre gobierno y sociedad rural y urbana. Algo que por otro lado era su deber y representación de su ideología.

Ahora se acercan elecciones, en mayo se ofrece la posibilidad de continuar trabajando por el desarrollo para todos, y pese a que no me guste pedir el voto, tengo que hacerlo porque en esto nos jugamos no sólo una siglas sino la posibilidad de continuar con el desarrollo. El PSOE atraviesa un momento complicado, para nada soy partidario de gran parte de las actuaciones a nivel nacional, y hablando claro, en el PSOE Extremadura hacen falta muchos cambios que sin duda llegarán por que el Partido Socialista, no es un ente abstracto, algo inmóvil sino que su forma de ser y de actuar la desarrollan sus integrantes, los socialistas que dieron el paso de afiliarse para intentar ayudar y cambiar lo que sea necesario desde dentro. Sólo así, se hacen los cambios duraderos, la abstención, el voto de castigo hacia otras formaciones significa renunciar a los valores en los que creemos y aceptar la derrota, algo que yo desde luego no estoy dispuesto a hacer. Los cambios llegarán, como llegó todo a Hernán-Pérez, despacio pero con firmeza, también llegarán para el PSOE a todos los niveles, pero amigos, eso sólo se consigue si en mayo de nuevo apostamos por el desarrollo para todos. Salud.

Pablo Iglesias Ordóñez

No hay comentarios: