Saludos Socialistas

El rincón del inconforme

lunes, 8 de febrero de 2010

Leer

Existen dos mundos, el de los lectores y el de aquellos que no leen. Estos últimos pueden serlos por varias cosas, aunque las más usuales son dos. Bien porque no han gozado del privilegio que supone tener padres del primer grupo, bien porque simplemente es algo que pasa desapercibido para ellos, sin interés, vano.

En cuanto a los lectores, desde mi punto de vista, han encontrado uno de los placeres capitales de la vida. Qué supone para el hombre la lectura. Podría centrarme en aspectos favorables para el intelecto como facilidad compresiva, mejores niveles ortográficos o de estudio. Sin embargo esto es algo que todo el mundo concibe, es racional y puede estudiarse en materias como por ejemplo; “Los beneficios de la lectura”. No obstante, hay una serie de cuestiones que superan todo esto, cuestiones que podemos considerar como puros placeres que solo se alcanzan por aquellos que aman los libros y que son totalmente incompresibles para aquellos que no sufrieron la mágica tortura de Robinson Crusoe narrado o El Pequeño Vampiro con lecturas nocturnas bajo las sábanas, pasando por Mortadelo y Filemón, el Capitán Trueno, 13 Rúe del Percebe o La Flecha Negra. Pequeños mundos, vagando por la inocente mente de un niño, aquellos que todavía conservan la virtud de la imaginación. Tras esa etapa, se alcanza una nueva, muy diferente en los tecnicismos pero idéntica en la pasión y el disfrute. La imaginación da un paso, aquel Pequeño Vampiro se ha convertido en un sueño de Stoker y los clásicos españoles han evolucionada al realismo del cómic épico europeo. El olor del papel setentero en encuadernaciones viejas y blandas, a menudo con un forro de plástico que le defendió de tres lectores fugaces, alguno incluso dejó un firma, unas iniciales fugaces, eso sí es un placer. Las viejas librerías estrechas, con un librero que parece haberse perdido entre Sven Hassel y las praderas de Wounded Knee. Parece ser cierta la cita de Emily Dickinson; Un libro es la mejor fragata para llevarnos a tierras lejanas. Quien no ha gozado del placer de la lectura...no sabe lo que se pierde.

No hay comentarios: